CONSTRUCCIÓN Y TECNOLOGÍA EN CONCRETO | INSTITUTO MEXICANO DEL CEMENTO Y DEL CONCRETO A.C.


31-05-2020 NOTICIAS

LA PREFABRICACIÓN Una alternativa con mucha calidad

LA PREFABRICACIÓN Una alternativa con mucha calidad

SI BIEN ES cierto que el concreto fue utilizado por los pobladores del imperio romano y que todavía hoy se aprecian los restos de muchas de las obras que realizaron: caminos, acueductos, templos, palacios y obras magnas como el Coliseo y el Partenón, entre muchas otras, también lo es que tuvo que pasar mucho tiempo para que este material se empezará a utilizar masivamente.

En el caso de los elementos prefabricados, Francisco Fernández Ordoñez, autor de la obra La Historia de la Prefabricación, señala que en 1891 la empresa Ed. Coignet de París, Francia, prefabricó 53 vigas de concreto armado para el Casino de Biarritz. Un poco después, en Estados Unidos se premoldearon los primeros elementos de concreto de gran tamaño para cubiertas; dichas placas tenían 1.20 metros de ancho por 5.10 metros de largo y fueron colocadas sobre una estructura de entramado metálico.

Sirva la referencia para decir que la prefabricación y el presfuerzo están cada vez más presentes en todo tipo de obras y que su evolución no ha cesado, como lo demuestra la utilización de los aisladores sísmicos, tecnología cuya flexibili- dad minimiza los posibles daños ocasionados por los movimientos telúricos tan frecuentes en México.

UNA VOZ INSTITUCIONAL

Una empresa mexicana que ha destacado desde hace más de
60 años en el rubro de la prefabricación es VIBOSA, compañía fundada por el Sr. Augusto Caire Daumas y dirigida hoy día por su heredero, el ingeniero Pablo Caire Obregón, quien también está a la cabeza de la Asociación Nacional de la Asociación Nacional de Industriales del Presfuerzo y la Prefabricación A.C. (ANIPPAC).

“La prefabricación en México se encuentra en un lugar privi- legiado y posee un nivel tecnológico de punta que todavía tiene mucho que dar. No puede ser de otra forma ya que tenemos un país muy grande con un territorio inmenso”, dispara el ingeniero Caire Obregón cuando se le pregunta por la situación actual de este rubro de la industria de la construcción.

La competencia en el campo de los prefabricados es intensa, y la mejor muestra de ello son los nuevos miembros que han tocado la puerta de ANIPPAC. De hecho, se estima que la pre- fabricación ha crecido espectacularmente en los últimos lustros, de tal suerte que ha pasado de una participación de sólo 2% en
2004 a cerca de 30% en los años recientes.

A decir del presidente de ANIPPAC, existe cierta renuencia en algunos estados de la República para utilizar este sistema, pero ello podría explicarse tal vez porque es un área que no co- nocen. Nos cuesta trabajo convencer a algunas personas sobre la tecnología que tenemos, pero un ejemplo claro de la eficacia de la prefabricación está a la vista de todos: “el segundo piso del periférico es una muestra muy clara de que solamente con prefabricados se puede atacar una obra de esta naturaleza, en un tiempo muy razonable y creando las menos molestias posibles; la prefabricación es muy socorrida cuando se tie- ne poco tiempo y se requiere de mucha calidad en obras en que deben empezar a funcio- nar de inmediato por razones financieras”, apunta.

SEGURIDAD Y VERSATILIDAD

Los elementos prefabricados están a la vista de todos y muchas veces pasan inad- vertidos, no porque carez- can de importancia o porque contaminen el paisaje urba- no. En realidad, se trata de eslabones que se integran armónicamente a la estructu- ra de una obra y que poseen virtudes inigualables.

Es por ello que, lejos de lo que se piense, están pre- sentes en fachadas, estacio- namientos y la estructura de centros comerciales, hos- pitales, escuelas y puentes, así como en obras de gran envergadura como los se- gundos pisos, en los cuales
inter vienen incluso en las columnas, “algo que hasta hace poco se pensaba no podían incursionar”, señala el ingeniero Caire Obregón.

¿QUÉ HAY CON LA SEGURIDAD DE LOS PREFABRICADOS?

“Bueno, existen muchos estu- dios y revisiones de todo tipo que avalan al prefabricado como un elemento muy seguro, no sólo en México sino en todo el mundo. Por supuesto que el aspecto sísmico es muy interesante y es algo que tomamos en cuenta en todos los diseños, lo cual ha generado que avancemos en aspectos como las cone- xiones y en concretos mucho más resistentes. En fin, que hay muchas cosas que se han hecho y el prefabricado es muy seguro”, sentencia.

Tal parece que el prefabri- cado ha sido un tanto desa- provechado en México, sobre tod o si nos compa r amos con Estados Unidos y con algunos países europeos. Sin embargo, eso es una cosa y otra que no tengamos el nivel de conocimiento que poseen los expertos de este rubro en aquellas latitudes.

¿QUÉ OPINA AL RESPECTO?

“Yo creo que sí estamos al nivel, y eso no quiere decir que no tenemos que seguir aprendiendo. Los padres de la fabricación, que se encuen- tran en Europa, sí tienen un mayor avance que nosotros, pero yo creo que es en el te- rreno de una tecnología muy específica y no como en la prefabricación como tal. Le puedo decir que un ejemplo de ello son los aisladores sísmicos, que es una nueva tecnología que se va a apli- car a los prefabricados. Esto es, que hay muchas tecnologías que tal vez no han llegado a México, pero yo creo que estamos reconocidos como un país en el que se hacen trabajos de gran calidad; tan es así que empresas españolas, brasileñas o europeas que han venido a trabajar a México han solicitado la prefabricación a las empresas mexicanas sin ningún problema”, afirma.

Y LA ACADEMIA

Algunas de las universidades que ofrecen la carrera de ingeniería civil en México son criticadas, en ocasiones, porque se encuentran a la zaga de las necesidades de la industria nacional. Existen voces que apuestan por una mayor actualización de los planes de estu- dio, de tal manera que no exista un divorcio entre la academia y la realidad laboral con la que se enfrentan los egresados de ingeniería.

Caire Obregón reflexiona al respecto y señala: “tengo entendi- do que a nivel licenciatura hay algunas universidades, incluyendo a la UNAM, que ya tienen materias específicas de prefabricación. De lo que sí estoy seguro es que a nivel de posgrado sí lo hay. Nosotros quisiéramos que hubiera más información cada día, pero lo que hace ANIPPAC para apoyar esta iniciativa es organizar su congreso (cada dos años) en alguna universidad. De esta forma promovemos la prefabricación a nivel licenciatura”.

CERCANÍA CON CEMENTERAS, FUNDAMENTAL

“La relación es muy estrecha, yo creo que ningún prefabrica- dor puede alejarse de sus proveedores de concreto. Nosotros tenemos en la mano de obra, en el acero de presfuerzo y en el concreto los principales insumos. Hoy en día, al hablar de una tecnología en concretos de alta resistencia y de que en la prefa- bricación es muy importante el tiempo de fraguado para poder destensar y poder sacar los elementos de los moldes, implica la cercanía con dichas entidades. Por ello, incluso, se establecen en conjunto normas de calidad y laboratorio para estar supervisando que eso se lleve a cabo en cada obra.

Normalmente, las grandes cementeras tienen laboratorios muy avanzados; nosotros planteamos nuestra necesidad y después de eso viene una explicación por parte de lo que les gustaría hacer y cómo hacerlo. Vamos, todo está regido por los laboratorios y cuando hay algo medio especial vamos al IMCYC y lo vemos allí”, señala de buen humor el directivo.

CRISIS, OPORTUNIDAD PARA CRECER

El año que acaba de concluir fue muy difícil para la prefabrica- ción, tal y como fue para cualquier constructora. Nosotros no nos salimos del parámetro general de la construcción, y es por ello que nos vimos seriamente afectados, establece Caire Obregón.

¿Qué hacer para mantenerse a flote, no despedir a los empleados y conservar ingresos suficientes?

“La verdad es que muchos terminamos con la prefabricación pequeña, como puede ser la vigueta y bovedilla, prelosas, algo de vivienda, edificios pequeños de dos o tres niveles. Es decir, que se ataca un mercado diferente y se procura mantener a toda la plantilla laboral no solamente por un sentido humano, sino por- que se trata de gente que nos ha costado mucho trabajo preparar.

Yo creo, sin embargo, que en el 2015 debemos estar bien, y cálculo que para la mitad del año el panorama deberá ser distinto ya que nosotros no entramos directamente en la contratación original, sino en la subcontratación. Estaremos a la expectativa de que se realicen las licitaciones y las asignaciones de los con- tratos grandes para entrar en acción”.

¿Hay lugar para la competencia?

“Sí, claro que sí”, apunta el entrevistado.

“Lo único que pedimos es que el trabajo que se realice sea hecho con seriedad y con calidad ya que mercado es muy chiquito, y si encima lo quemamos con mala calidad o con prefabricados que no están a la altura de lo que ya tenemos en México pues lo único que hacemos es estropear el mercado.

Desde el principio de mi gestión me puse como meta proseguir con la promoción de este sistema de construcción, pero a ello hay que sumar la iniciativa para desarrollar el sello de ANIPPAC para el control de calidad de las plantas y los productos elabor ados allí. De esta manera, ofreceremos la se- guridad al mercado de que nuestras plantas han sido evaluadas en cada uno de sus procesos de producción.

Print Email

NUESTROS ANUNCIANTES

© 2014 - 2019 - CONSTRUCCIÓN Y TECNOLOGÍA EN CONCRETO - Instituto Mexicano del Cemento y del Concreto A.C. Todos los Derechos Reservados, México D.F. + + + + + + + + + +

DESCARGUE LA REVISTA CYT EN PDF

Foro abierto de vinculación con los profesionales de la construcción.

INSCRÍBASE A REDCYC

Red del conocimiento sobre el cemento y el concreto más completa de América Latina.

Construcción y Tecnología en concreto